Placa de estampación BPL-040 y Cotton Claw: Colaboración con Nur Besten

¡Hola mis bellas! A paso de tortuga, pero con ganas de no desaparecer del ambiente bloggeril, hoy les comparto la primera revisión de este ciclo colaborativo con Nur Besten, la hermanita europea de nuestra archiconocida tienda de artículos para nail art y demás chucherías, Born Pretty Store. De modo que no siendo más, vamos con dos productos que me enviaron: la placa de estampación BPL-040 y la Cotton claw*. Y como el que avisa no traiciona, ¡prepárense para un aluvión de fotos!


Empezando por el primer artículo, la BPL-040 es una placa lanzada el año pasado y cuya temática son los diseños geométricos. Una particularidad es el hecho de que las secciones son cuadradas en vez de rectangulares, por lo que se adaptan a quienes tienen las uñas anchas; y aunque los diseños se ven grandes, su tamaño va bien para uñas cortas. Mi opinión sobre la calidad de estas placas no ha cambiado, pues los diseños suelen estar muy bien calados, levantan nítidamente hasta en las líneas finas y funcionan con todo tipo de sellos. Para el precio que tienen, superan a otras marcas más costosas y reconocidas. 


El Cotton Claw por su parte, fue un invento que apareció el año pasado para facilitarnos la limpieza de placas y el dañar nuestras uñas durante el proceso de estampación, al evitarnos tocar el algodón con quitaesmalte/acetona. Como es usual, nuestros amigos no tardaron en copiarlo, y hacer una versión más compacta -parece una birome- que saca la garrita a presión y agarra con mucha fuerza, por lo que les pido que tengan cuidado con la garrita y no lo dejen cerca de sus niños. 




El que me mandaron para reseñar viene acompañado de una bolsa con 100 bolitas de algodón que no suelta mucha pelusa, tampoco absorbe demasiado quitaesmalte, limpia muy bien y además son de colores. No lo recomiendo para clean up porque no se agarra bien al palito de naranjo, por su textura algo rara. 


Para finalizar, les dejo mi propuesta de manicura usando estos dos productos, optando por algo simple dado que estoy retomando el mundo esmalteril. El tono de base es Onix [Vogue fantastic] -un esmalte negro cremoso con una fórmula estupenda que no escurre a las cutículas, se limpia bien, alcanza opacidad con dos capas y queda con un brillo divino-, para estampar usé Magnetize [Revlon] y sellé con mi amado Brillo Acrílico [Kamena] que no corre nadita. 



Como siempre, les dejo mi código AYL10 para que obtengan un 10% de descuento en productos a precio regular y les recuerdo que además el envío es gratis a cualquier lugar del mundo. Me despido con una foto de Don Pulgarcito, que estaba perdido de estos lares. 


¿Les gustan las placas geométricas?
¿Qué opinan de estas entradas con muchas fotos?
¡Nos vemos!

*Producto enviado para reseña.

1 comentario:

  1. Hermosísima la placa y super practico el cotton claw !!! La mani te quedo preciosa como siempre!!!

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos: extensos, breves, los amo a todos por igual. Gracias por comentar y compartir!